23 noviembre 2010

POLVO DORADO *


El hombre que yo amo es un ángel
bajado del cielo que ha venido a dejarme
lo mejor de él.
Polvo dorado de sus alas bellas
Ese hombre puede hacer en un minuto
que mi corazón cambie y lata más rápido
de felicidad, con solo escuchar su voz,
con saber que esta cerca de mi,
aún sin mirarle él es capaz de sacar
mi sonrisa donde no la hay, y tiene el don
de hacer que brote cada sentimiento
de mi corazón.
Una sonrisa, una lágrima de felicidad
y hasta mi más escondido sentimiento
de tristeza.
Poniendo al descubierto mi alma oculta.
Dejándome polvo dorado de sus alas bellas.
Lo mejor de él.

3 comentarios:

kanet dijo...

Hola mi querida Patricia, que bello poema, cuanto amor mana de entre sus letras. Me encanta :)

Que tengas un buen día, besitos azules muassssssssss

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Patricia:

¡Qué suerte vivir un amor así!

Abrazos.

Alvaro Oliveira dijo...

Buenos dias amiga Patricia

Gracias por tus visitas y comentarios en mi espacio.
Un maravilloso polvo dorado,
que hace despiertar el corazón.
Mui bellos tu poema.
Que tengas una bella semana.

Besos

Alvaro