06 noviembre 2013

EXISTE UN LUGAR.*




Existe un lugar de donde el amor no escapa, un lugar donde el silencio encanta al más distraído, donde la alegría está en el aire que se respira.
Bendecido es aquel que lo conoce, que lo disfruta cada segundo, en un despertar, en una sonrisa que siente el aroma y lo siente cada día rosando su vida, sutilmente impalpable, en un beso, en una caricia, en un motivo cualquiera.
Existe en cualquier lugar del mundo, pues está en el corazón de cualquier niño y escondido en el recuerdo de alguien crecido, habita en el invisible corazón de quien siempre ama. Brisa suavecita que agita la copa de los arboles, que sensibiliza el alma y entra en el corazón para quedarse en el.
Dulce disfraz de amor que sin pedir permiso invade tu vida y te lleva por ese mágico vuelo que solo te dará felicidad en el corazón. Llena tus sentidos y motiva tu vida, sonríe que sin más tu sonrisa es lo mejor que en tu cara verás, lo mejor que en mi corazón encontrarás…
Así es el amor aventurero, loco, travieso, ardiente, calmado, dulce, sincero, puro.  Así es el amor, mar desbordante y sin control, más tranquilo y dulce como manantial, tierno y puro cual brillante luz bajo la luna, cual ocaso del día.  Así es el amor, loco y apasionado, el que siempre soñamos. Así es el amor amando con la fuerza del bravo mar, con la furia del gran volcán, con dulzura de niña y mujer. Así es el amor, de todas las maneras que se elevan al cielo y lo dice todo en medio del silencio, en una mirada e inunda nuestro ser sin tocar la piel.
De tejer día a día con hilos dorados ilusiones, de volar nubes del color del cielo, de sembrar rosales azules, rojos, blancos que cultiva el humilde corazón.
De bordar besos en la orilla de los labios y deslizar los dedos por la piel.
El límite donde el amor deja el sueño para estar en la realidad.

1 comentario:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Tienes toda la razón, Patricia, ese mágico lugar está en algún rinconcito de nuestro corazón.

Gracias por visitarme,

Un abrazo.